Tomates, enemigos de la obesidad

image El consumo de tomates altera los niveles de las hormonas que regulan el apetito, como la grelina, relacionada a la sensación de plenitud, aunque todavía no se sabe cuál es el ingrediente fundamental que actúa en dicha regulación, entre ellos el más importante es el licopeno o pigmento que da al tomate su color rojo.

El licopeno ya ha sido acreditado con una serie de beneficios para la salud que van desde prevenir el cáncer ale aumento de la fertilidad.

Se ha probado como eficaz en la lucha contra el cáncer de próstata, ya que ha demostrado que brinda protección contra la enfermedad y frenar su progreso cuando se desarrolla.

Los estudios también muestran que los tomates pueden ayudar a la salud del corazón, con porciones regulares de salsa de tomate y jugo de tomate, ya que inducen a la caída de los niveles de colesterol en cuestión de semanas.

El licopeno también se encuentra en el pomelo rosado y melón de agua, los cuales desde la medicina natural se han indicado también para incrementar la fertilidad masculina.


Escribe un comentario