Todo lo que se debe saber sobre el salmón

 Plato de salmón

Criado en su hábitat natural, el salmón es un alimento rico en Omega-3. Criado en piscifactoría puede conservar el mismo contenido en Omega-3, si se respeta su ciclo de vida natural. Este es el caso en Noruega. Antes de ser comercializado, el salmón se cría durante tres años.

La cría del salmón está regulada. Los lugares están elegidos cuidadosamente. La calidad del agua es impecable, y se encuentra cerca de fuertes corrientes marinas. Regularmente, las entidades competentes baja a profundidad para efectuar controles exhaustivos.

Tal y como acabamos de precisar, el ciclo de la cría del salmón dura de 2 a 3 años. Después de cada ciclo, la autoridad responsable pide que se ponga en barbecho el lugar para que los fondos marinos puedan renovarse. Es por ese respeto estricto de las condiciones de vida natural del salmón que el de Noruega es el más reputado, tanto por su calidad como por su gusto. La cría del salmón está controlada para permitir obtener un refinamiento y una frescura inigualables.

Existen varios métodos clásico para preparar el salmón. El salmón se puede preparar en papillote, en sartén, al grill, al vapor, o al horno. Sea cual sea el método de cocción seleccionado, siempre se debe condimentar para sacarle el mayor sabor posible.

La hierba ideal para acompañarlo es el eneldo, pero también se pueden añadir hierbas de Provenza, estragón, albahaca y otro tipo de hierbas finas. Con el fin de evitar otro tipo de problemas, lo ideal es comprar el salmón cortado en pedazos, filetes, o escalopes.

Más información – Salmón, omegas y salud


Escribe un comentario