Todas las proteínas no son iguales

012

Las proteínas conforman el grupo de macronutrientes considerado como los “ladrillos del cuerpo”, ya que se encargan de construirlo día a día, pero no todas son iguales, por ello debemos conocerlas y así conformar nuestra dieta diaria en la cual la variedad y calidad deben ser una premisa para mantener la salud.

Las proteínas se encuentran en todo el cuerpo, músculos, huesos, piel, cabello, así como en casi todos los tejidos y se componen de enzimas que son las responsables de las reacciones químicas que brindan energía, así como de conformar la hemoglobina encargada de transportar el oxígeno en la sangre, existiendo al menos 10.000 proteínas diferentes.

Así como también se componen de veintena de aminoácidos o bloques de construcción básicos, que representan la materia prima de todas las proteínas, pero el cuerpo no puede almacenar los aminoácidos, como lo hace con las grasas o los hidratos de carbono, por ello a diferencia de éstos se necesita consumir una dosis diaria de aminoácidos para crear proteínas nuevas que van a mantener la estructura orgánica.

Las proteínas pueden provenir de fuentes animales o vegetales y probablemente causan los mismos efectos sobre la salud, pero la diferencia radica en que las de origen animal poseen la cadena completa de aminoácidos y la de origen vegetal deben combinarse para conseguirla.

Por lo tanto es muy importante prestar atención al tipo de proteína que se consume en la dieta diaria, siendo la variedad la mejor opción, para lo cual debemos saber que las fuentes vegetales de proteínas son; los frijoles, frutos secos, granos enteros, algas marina, son excelentes opciones, ya que además ofrecen fibra soluble, vitaminas y minerales.

En cuanto a las mejores opciones de proteína animal son; el pescado y las aves de corral, debiendo consumir en forma reducida o parcial carnes rojas, como carne de res, cerdo o cordero, preferentemente siempre cortes magros y en porciones pequeñas, aconsejándose su consumo solo en forma ocasional, por varias razones, pero la mas importante la expone un informe sobre la prevención del cáncer.

Así como también hay pruebas sustanciales de que la sustitución de las carnes rojas por pescado, pollo, legumbres, frutos secos, puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón, además de reducir el riesgo de diabetes.


Escribe un comentario