Tips para lidiar con los virus estomacales

Estomago

Estamos en plena temporada de virus estomacales, los cuales provocan síntomas tan desagradables como náuseas, vómitos, diarrea, fiebre y dolores musculares.

Desafortunadamente, no hay ningún remedio, sino que hay que dejar que la naturaleza siga su curso. Sin embargo, poner estos consejos y trucos en práctica te ayudará a lidiar mejor con las infecciones estomacales para que no te impidan continuar con tu rutina diaria.

No pasa nada por no comer. Los virus estomacales suelen quitarnos el apetito. Haz caso a tu cuerpo y no ingieras nada a la fuerza. Cuando el cuerpo te pida algo sólido, apuesta por alimentos suaves como pan, galletas, caldos y arroz blanco.

Evita los lácteos, la cafeína y el alcohol, ya que son conocidos por contribuir a agravar los síntomas de las infecciones estomacales. Limítate a beber agua, agua con gas e infusiones (el té de menta, así como el de jengibre funcionan muy bien).

Bebe mucha agua, pero sólo un poco cada vez (ya que así es más probable que la consigas retener en el sistema). Descuidar la hidratación durante un virus estomacal empeora los síntomas e incluso puede conducir a convulsiones y daño cerebral, razón por la que el H2O debe tener prioridad absoluta durante el proceso. Asegúrate de llevar una botella de agua siempre contigo para reponer líquidos.

Lávate las manos con frecuencia, especialmente después de transitar lugares públicos, para evitar un nuevo contagio. Recuerda que, después de haber superado un virus estomacal, es posible volver a contagiarse inmediatamente. No hay nada que nos garantice lo contrario. Y si 7 días de náuseas y diarrea representan un gran sufrimiento para el cuerpo, 15 lo son todavía más… así que cuida la higiene. Llevar una dieta saludable y hacer ejercicio son los otros dos métodos de prevención más eficaces, puesto que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.


Escribe un comentario