Tipos de Yoga

Yoga Asana

Los beneficios del yoga no sólo se limitan al cuerpo, también se extienden a la mente, a las emociones y al espíritu, pues esta disciplina ayuda a obtener una vida más saludable, a curar ciertas enfermedades, a bajar de peso, a vivir sin estrés e incluso a encontrar la espiritualidad. A continuación la descripción de los diferentes tipos de yoga para que puedas elegir el que mejor vaya contigo:

Para desarrollar la flexibilidad

Hatha Yoga.- Se centra en el equilibrio del cuerpo (“Ha” significa Sol y “Tha” Luna) e incluye respiración, posturas y meditación; es el yoga más conocido en Occidente y existen muchas variantes de éste.

Ashtanga Vinyasa.- Cada sesión incluye una repetición de la misma serie pasando de una postura a la otra desde el inicio hasta el final. Requiere buena condición física y desarrolla flexibilidad, fuerza y relajación.

Bikhram.- Consiste en 26 posturas o asanas y se realiza a una temperatura de 38 °C para calentar y flexibilizar músculos, ligamentos y tendones; no se recomienda para personas que presenten hipertensión.

Anusara.- Ilustra los principios universales que reflejan la naturaleza del cuerpo, afirma la vida y celebra la expresión del ser.

Terapéutica y disciplina espiritual

Yyengar.- Se basa en la anatomía, alineación y biomecánica del cuerpo; es ideal para personas con lesiones en la estructura ósea y para personas que deseen practicar yoga con fines terapéuticos.

Tantra.- Este yoga ayuda a expandir los niveles de conciencia hasta llegar a una realidad suprema y espiritual.

Siddha.- Contribuye a desarrollar el poder interno de la persona y a alcanzar su realización; usa ejercicios y meditación e incorpora aspectos físicos, emocionales y espirituales.

Kundalini.- Rompe patrones negativos de conciencia, purifica la mente y el espíritu y cultiva un sentido de paz y devoción, pues trabaja a niveles energéticos muy profundos.

Fuente: Reforma. Salud y bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario