Terapias anti estrés para tus hijos

Bebé terapias

Existen muchas causas por las que los niños pueden estresarse, como el nacimiento de un hermano, tener muchas actividades extraescolares, pasar mucho tiempo en el coche o experimentar cambios de escuela o de grado escolar.

También es importante recordar que los niños perciben el estrés de los adultos, por lo que si los padres se encuentran abrumados o si acostumbran discutir delante de sus hijos, los niños terminarán mostrando signos de estrés. Para esto, existen terapias alternativas para relajar y tranquilizar al niño:

Flores de Bach.- La terapeuta Gabriela Olmedo recomienda la flor Impatiens para relajar al niño y volverlo más tolerante; Rock Water para niños que son perfeccionistas que sufren de tensión; y White Chestnut para niños que se preocupan en demasía.

Masaje.- Convierte en un momento especial entre tu hijo y tú el masaje después del baño en un ambiente tranquilo con luz tenue; puedes aplicar aceite tibio de ajonjolí o de almendras dulces para tonificar el sistema nervioso y brindar seguridad –es importante aplicar aceite también en la coronilla y en las orejas-.

Musicoterapia.- Ideal para bebés que presenten alteraciones de sueño y de estado de ánimo; ya sea música clásica, de relajación o mantras, esto ayudará a que se elimine su estrés y a tener una sensación general de bienestar.

Yoga para niños.- Esta disciplina no sólo elimina el estrés de los niños, sino que también ayuda a fortalecer sus huesos y a lidiar con sus emociones.

Aromaterapia.- Esto relaja el cuerpo, la mente y las emociones de los niños, sin embargo es importante mezclar las esencias florales con agua diluida, glicerina o miel de abeja; cabe aclarar que la aromaterapia no es recomendable para niños menores de un año.

Receta aromatizante natural

Llenar un rociador con:

  • agua destilada
  • 2 gotas de aceite esencial de rosas
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 4 gotas de aceite de melissa.

Rociar con la mezcla 4 ó 5 veces el cuarto de tu hijo.

Fuente: Bebés y Vida en familia

Imagen: flickr


Escribe un comentario