Te Verde, contra el colesterol

image_thumb37

El té verde ha sido reconocido por su capacidad medicinal durante miles de años en China y en estos últimos en occidente ha sido objeto de muchos estudio científicos que avalan los conocimientos antiguos de oriente.

La investigación llevada a cabo tanto en Asia como en Occidente, evidencia sus beneficios saludables y una referencia de ello es la citada en el Diario del Instituto Nacional del Cáncer, donde se hicieron públicos los resultados sobre el consumo de té verde y la reducción del riesgo a contraer cáncer de esófago en un sesenta por ciento, ya que tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de células cancerosas.

Otras investigaciones se basaron en su capacidad para disminuir los altos niveles de colesterol, pero a diferencia de los medicamentos, el te verde es un reequilibrador natural, lo cual se traduce en llevar a los niveles correctos los dos tipos de colesterol, HDL o Colesterol Bueno y LDL o Colesterol Malo.

Como sabemos el Colesterol representa el origen de enfermedades cardiacas, accidentes cerebro-vasculares, hipertensión, entre otros, existiendo un tipo de colesterol nervioso, que suele ser el mas difícil de tratar, ya que no tiene relación con la dieta.

Estas son algunas de la patologías sobre las que el te verde actúa benefiosamente para la salud:

  • Cáncer
  • Artritis reumatoide
  • Los niveles altos de colesterol
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Infección
  • Deterioro de la función inmune
  • Obesidad

¿Qué hace tan especial el té verde?

El secreto de té verde radica en el hecho de ser muy rico en polifenoles, especialmente del tipo galato de epigalocatequina (EGCG), que son antioxidantes de gran alcance, los cuales tendrían la capacidad de inhibir el crecimiento de células cancerosas, así como matarlas sin dañar el tejido sano, efecto que se encuentra en estudio.

También ha sido eficaz en la reducción de los niveles de colesterol LDL o colesterol malo como hemos mencionado anteriormente pero a lo que se suma la capacidad de inhibir la formación anormal de coágulos de sangre, responsable de graves problemas cardiacos como derrames cerebrales (ACV).

 

Imagen Vía: Flickr


Escribe un comentario