Té de ajo para empezar bien el día

ajoAunque parezca un tanto extraño, sí, el té de ajo se toma y es muy beneficioso para nuestra salud. El té de ajo se tomaba en la antigua Grecia y se utilizaba para fortalecer el organismo, porque como es bien sabido el ajo es uno de los antibióticos naturales por excelencia.

Seguramente parezca exagerado tomarse un té de ajo cuando el ajo en sí es un producto con un sabor muy fuerte e intenso, sin embargo, el ajo es un buen antioxidante y qué mejor manera que tomarlo en forma de té. 

Propiedades del té de ajo

Hay otros hábitos en torno al ajo como el comer un diente de ajo en ayunas por la mañana, pero esta vez, os mostramos cómo preparar esta infusión menos fuerte y muy rica de sabor. Este té te aportará lo siguiente:

  • Es un excelente depurativo, ideal para ir perdiendo peso poco a poco ya que disuelve la grasa sobrante de nuestro cuerpo.
  • Acelera nuestro metabolismo.
  • Favorece la circulación de la sangre, reduce el nivel de colesterol malo, dilata los vasos sanguíneos y evita la arterioesclerosis.
  • Bebiendo un vaso de té de ajo complementarás tu cuerpo con las vitaminas A, B1, B2 y C.
  • Reduce los signos del envejecimiento prematuro.
  • Evitarás ser más propenso a coger resfriados porque se fortalece el sistema inmunológico.

Prepara el té de ajo

Es una bebida muy sencilla de realizar, para llevarla a cabo necesitas:

INGREDIENTES:

  • Un vaso de agua (200 ml).
  • Un diente de ajo.
  • Un poco de jengibre rallado (3 g).
  • Una cucharada de jugo de limón (15 ml).
  • Una cucharada de miel (25 g).

Hierve el vaso de agua, mientras coge calor, corta el diente de ajo en trocitos pequeños o pícalo directamente. De este modo, soltará más fácil todos sus nutrientes.

Una vez que llega a ebullición, añade el jengibre y el ajo picado y deja que se cueza durante 15 minutos, pasado este tiempo déjalo reposar durante 10 minutos. Una vez reposado, añade la cucharadita de limón y de miel.

Esta infusión es ideal para tomarlo por las mañanas en ayunas, se consiguen los mismos resultados que tomar el diente de ajo natural, además, combinado con el jengibre y el limón es estupendo para llenarnos de energía y limpiar nuestro organismo.

Es una receta sencilla, curativa, depurativa, llena de vitaminas y minerales. Como curiosidad, los guerreros griegos después de la batalla consumían esta bebida para recomponerse y curarse las heridas.


Categorías

Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario