Te blanco, para combatir la obesidad

image Una taza diaria de té blanco puede ayudar a combatir la epidemia de obesidad, así como un extracto del té impide que las nuevas células de grasa pasen a forman tejido adiposo y ayuda a quemar las ya desarrolladas, según un nuevo estudio.

En los países industrializados, la creciente incidencia de trastornos asociados con la obesidad como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, constituyen un problema creciente, por lo cual la búsqueda de alternativas para luchar contra ellas, se ha transformado en una preocupación mundial.

Estudios realizados en China han demostrado que el té blanco puede ser una fuente natural de sustancias para adelgazar, así como en Alemania también estudiaron los efectos biológicos del extracto que es la versión menos procesada de la planta del té o “Camellia Sinensis”, con resultados similares.

Células de grasa en el laboratorio fueron tratarlas con el compuesto de té blanco y después de su aplicación la cantidad de grasa en ellas se redujo.

El extracto indujo a una disminución en la expresión de genes asociados con el crecimiento de nuevas células de grasa, mientras que también se llevó los adipocitos existentes para descomponer la grasa que contienen.

El té blanco se hace de los brotes y las primeras hojas de la planta utilizada para hacer té verde y el té negro.


Escribe un comentario