Te blanco el secreto chino contra la obesidad

image El té blanco es una variedad que disfrutan los chinos desde los tiempos de la dinastía Ming y podría desempeñar un papel crucial en la lucha contra la obesidad en Occidente, según una nueva investigación ha demostrado.

Las sustancias químicas presentes en el té blanco que se elabora a partir de los brotes jóvenes o tiernos de la planta del té, son capaces de romper las células de grasa y prevenir la formación de nuevas.

El té blanco también ha sido relacionado con el fortalecimiento de huesos, la disminución de la presión arterial y la reducción del riesgo de algunos cánceres.

En los países industrializados, la creciente incidencia de trastornos asociados a la obesidad, incluyendo las enfermedades cardiovasculares y la diabetes constituyen problemas que van creciendo sin control, pero este nuevo estudio ha demostrado que el té blanco puede ser una fuente natural ideal para luchar contra la obesidad y sus consecuencias, gracias a su composición química especifica.

Los científicos probaron que los extractos de té blanco en laboratorio demostraron actuar reduciendo los niveles de células grasas humanas o adipocitos, ya que la solución de extracto indujo una disminución en la expresión de genes asociados con el crecimiento de nuevas células de grasa.


Escribe un comentario