Si sufres estreñimiento, nunca hagas estas cosas

Sufrir estreñimiento de vez en cuando es algo muy normal, pero cuando es severo los síntomas habituales (hinchazón y dolor abdominal) pueden transformarse en un bloqueo del colon, que requiere un tratamiento más invasivo que un simple laxante.

Para evitar llegar a esa situación, es importante que tomes medidas nada más sentir que se ha producido un atasco en las tuberías, como mantenerse en movimiento y no hacer nunca las siguientes cosas:

Ingerir comidas procesadas

Su alto contenido graso ralentiza la digestión y contribuye al estreñimiento. Además, están cargadas de fructanos, unos carbohidratos que aumentan la vida útil de los alimentos envasados, pero boicotean nuestros procesos digestivos naturales. Eso se debe a que los intestinos no cuentan con las enzimas necesarias para descomponerlos correctamente. Los fructanos se encuentran en varias comidas habituales (pan, galletas, pasta) y han sido relacionados con síntomas gastrointestinales como la hinchazón, la diarrea, los gases y el estreñimiento.

Beber alcohol o café

Cuando se sufre de estreñmiento es conveniente evitar el café y toda clase de bebidas alcohólicas. Sí, también esa copa de vino de la cena. La razón es que despojan al cuerpo de la hidratación necesaria para gozar de un movimiento intestinal adecuado, algo que contribuye a agravar los síntomas. En el caso de la cafeína, al ser un estimulante, puede causar el efecto contrario (diarrea) en algunas personas.

Abusar de los lácteos

Te librarás de un montón de problemas si dices “no” a la leche, el helado, los quesos, los yogures, etc, cuando estés estreñido. Y es que si sumamos la hinchazón que estos causan al estreñimiento, la cosa sin duda terminará poniéndose muy fea. Las personas con intolerancia a la lactosa tienen una deficiencia de la enzima lactasa en el intestino, que es necesaria para descomponer los lácteos en azúcares simples que puedan ser absorbidos por el intestino delgado.

Tomar analgésicos

Existen muchos medicamentos que pueden contribuir al estreñimiento, incluidos los analgésicos de venta libre y sin receta, como el ibuprofeno y el naproxeno. Cambiar al paracetamol debería ayudarte a desatascar las tuberías, pero antes de tomar cualquier decisión, consulta con tu médico, especialmente si estás siguiendo algún tipo de tratamiento médico.


Escribe un comentario