Sueño, estres y defensas organicas

01

El insomnio representa uno de los peores enemigos del ser humano, ya que su extensión en el tiempo lleva inexorablemente al estrés, lo cual a su vez se traduce en un aumento del riesgo a las enfermedades contagiosas como los resfriados y gripes, por lo tanto una buena noche de sueño es necesaria para reparar las defensas del cuerpo e incrementar así la resistencia a las enfermedades en general.

La mayoría de las personas requieren entre siete y ocho horas de sueño cada noche, debiendo mantener este horario de forma regular, incluso los fines de semana, algo que la vida moderna no contempla, pero va en contra de nuestra salud.

Los virus y las bacterias se transmiten fácilmente al tener contacto con la piel y pueden permanecer en las superficies duras durante cuatro horas o más, por ello siga estos consejos simples para mantenerse sano;

* Lávese las manos: Los virus y las bacterias se contagian por tocar superficies contaminadas y por el aire respirado en forma de gotas. Lavarse las manos regularmente es una de las medidas de control más importantes para evitar la infección. Limpie minuciosamente sus manos con jabón durante al menos 20 segundos antes de enjuagarlas, utilizando geles a base de alcohol para matar los virus como el de la gripe y otras bacterias.

* Evite tocarse los ojos, la nariz, la boca y morderse las uñas, ya que éstas zonas representan los accesos de los virus al cuerpo.

* Enjuáguese la nariz: Para amortiguar el virus de la gripe, enjuague el interior de las fosas nasales dos veces al día o más, ya que la nariz es el filtro de aire del cuerpo y por lo tanto su funcionamiento eficaz evita que los virus y las bacterias lleguen de las fosas nasales a la garganta y de allí a los pulmones.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario