Sol y arrugas

image Es un hecho bien conocido que el sol directo puede producir arrugas, pero aquellos que pensaban que su piel estaba protegida al encontrarse en interiores o sentados en un jardín de invierno, ventana de por medio por ejemplo, pueden llevarse una sorpresa desagradable.

El daño causado por el sol puede atravesar los cristales y ser tan dramático con el tiempo, tanto como la exposición directa a él, ya que una quemadura de sol en interiores dá lugar a un envejecimiento prematuro de la piel.

Incluso unas pocas horas sentado en un automóvil daña la piel, según un estudio donde también se definió que los efectos del envejecimiento ocasionados por el sol durante los meses de otoño, son mucho peores.

Por lo cual debemos tener en cuenta que el vidrio no bloquea los rayos del sol UVB, y aproximadamente el 50 por ciento de los rayos UVA, responsables de quemaduras y envejecimiento.

Según advierten los dermatólogos la exposición diaria a los rayos ultravioleta se traduce en que la piel puede envejecer dos veces más rápido que la piel protegida adecuadamente.


Escribe un comentario