Sol, enfermedad y longevidad

image Pasar más tiempo disfrutando de la luz del sol podría prolongar su vida, ya que tomar sol podría ayudar a las personas mayores a reducir el riesgo a desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes, según los científicos han descubierto.

Las personas con edades comprendidas entre 50 y 70 años son más propensas a sufrir una deficiencia de vitamina D, debido al proceso natural de envejecimiento.

La falta de vitamina D puede causar una serie de trastornos metabólicos que aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Pero los investigadores de la Universidad de Warwick han descubierto que pasar más tiempo en el sol, hace que al cuerpo le sea más fácil producir la vitamina, ya que a medida que envejecemos nuestra piel es menos eficiente en la formación de vitamina D, además de esto, nuestra dieta puede perder variedad disminuyendo el contenido en vitamina D natural.

"Lo más importante que se ha descubierto es que la producción de vitamina D, después de una exposición normal a la luz UVB disminuye con la edad, debido a cambios en la piel”.

Como resultado de este descubrimiento, "Cuando seamos mayores tendremos que dedicar más tiempo al aire libre para asegurarnos los mismos niveles de vitamina D que teníamos cuando éramos más jóvenes".


Escribe un comentario