Soja, la equilibradora hormonal femenina

image The Cancer Research examinó una serie de estudios y encontró que las mujeres que consumían una dieta rica en soja, fueron un 60 por ciento menos propensas a tener mayor densidad de tejido de alto riesgo en sus pechos, debido a los altos niveles de fitoestrógenos contenidos en la soja.

Estos fitoestrógenos como productos químicos son hasta 20.000 veces más débiles que el estrógeno natural, pero este estrógeno débil concede a los tejidos de la mama la posibilidad de aplacar el efecto de los estrógenos propios de la mujer.

De este modo, los fitoestrógenos se cree, dan un efecto protector sobre las hormonas relacionadas con el cáncer, así como estas mismas moléculas puede ser útiles durante el proceso de la menopausia, pasando a equilibrar la necesidad de la hormona femenina cuando sus niveles están bajando, debido a esta condición natural de la mujer.


Escribe un comentario