Siéntete satisfecho durante el día

Refrigerios

Al empezar una dieta, inmediatamente se comienza a sentir más hambre de la usual, se cuentan los segundos hasta la siguiente comida y la ansiedad se instala en nuestro ser. Para evitar esto, sigue estos sencillos consejos dietéticos:

Come más bocadillos durante el día.- Esto pareciera ser una contradicción para bajar de peso, sin embargo es preferible comer 5 veces al día de manera ligera, que sólo 2 ó 3 comidas pero que incluyan demasiadas calorías. Opta por refrigerios que aporten carbohidratos y proteínas (lo ideal es fruta y verdura con productos lácteos bajos en grasa), como manzana con queso cottage, moras frescas acompañadas de yogur o incluso apio untado con crema de cacahuate.

Incluye mucha fibra en tu dieta.- La fibra no engorda, es saludable, ayuda a combatir el estreñimiento y lo que es mejor, te ofrece una sensación de saciedad por un largo tiempo. Panes integrales o multigrano son una buena opción, junto con cualquier fruta o verdura pues por lo general son ricas en este componente.

No te saltes comidas.- Algunas personas piensan que si se saltan el desayuno ingerirán menos calorías y por lo tanto bajarán más de peso, no obstante si se hace esto ocurre justamente lo contrario pues el metabolismo disminuye su velocidad quemando menos calorías durante el día. Por esto, ingerir las 3 comidas principales del día es indispensable para bajar de peso, en especial durante el desayuno.

Escucha a tu cuerpo.- Aunque es cierto que no hay que saltarse comidas, es importante detenerse antes de comenzar a comer y preguntarse qué tanta hambre se tiene, pues lo último que se debe hacer es comer por costumbre. Si no se tiene hambre, hay que consumir algo ligero como una fruta pero, si se tiene mucha hambre, se debe evitar servir porciones grandes (mejor pequeñas y si es necesario, servir de nuevo).

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Escribe un comentario