Ser popular, nos coloca en el primer puesto para contraer gripe

image Resulta que las personas más populares son las primeras que presentan una tendencia utilizada hoy por los científicos para predecir la propagación de una enfermedad tan contagiosa.

Por ello la popularidad se cobra un precio y en este caso es el contagio de influenza en primer lugar, ya que en promedio se manifiesta dos semanas antes con respecto a las personas que no son populares.

Ser el centro de atención en los niveles sociales tiende a brindar felicidad y autoestima, pero también nos pone en la primera línea de contagio ante las enfermedades, si bien es una situación muy simple de comprender muchas personas no la tienen en cuenta cuando se producen epidemias, poniéndose en mayor riesgo.

La paradoja de la amistad puede ser importante para trabajar sobre ella a nivel científico y conocer cómo una pandemia de gripe o algún virus desagradable puede comportarse, según investigadores de Harvard University en Massachusetts.


Escribe un comentario