Ser bueno augura una vida mas larga

image Recientemente, un médico brasileño después de 10 años de estudios, encontró que las personas más longevas eran buenas y respetables, descubriendo tal vez una regla para llegar a ser longevos y felices.

La buena gente es amable con los demás, a menudo visita a otras personas y rara vez pelean con otros por fama o fortuna, así como respetan a los ancianos y protegen a los niños, ya que sus mentes están en calma logran buenas relaciones y son felices.

Por lo tanto ellos son naturalmente respetados por la gente que los rodea y en este ambiente, el sistema neuroendocrino es tranquilo y ordenado, literalmente se encuentra en equilibrio. Las funciones fisiológicas están íntimamente relacionadas con el aspecto emocional, un enfoque en el cual se basan las medicinas milenarias orientales.

Cuando nuestras emociones son equilibradas el cuerpo funciona bien y esto se traduce en una buena inmunidad, la cual se produce de forma natural.

Por el contrario las personas egoístas siempre piensan en su propio bien, son muy celosos, compiten para obtener más ganancias y a menudo viven en estado de alerta constante, lo cual los lleva al inevitable estrés y éste a la enfermedad, así que al parecer si deseamos vivir más, ya sabemos que camino tomar.


Escribe un comentario