Senos firmes con flores de verbena

pecho-mujer

A pesar de que hoy en día las flores de verbena son conocidas por sus beneficios sobre el estado psicológico, también se utilizan desde la Antigüedad por sus virtudes estéticas y medicinales en el tratamiento para reafirmar los senos. Gracias a sus efectos antioxidantes y vigorizantes, sus compuestos han mostrado sus efectos en la protección de las células, la estimulación de la circulación sanguínea y la revitalización de la piel.

De esta forma, combinadas con propiedades del vinagre de vino blanco, y su efecto rejuvenecedor sobre la piel, es posible eliminar en gran parte la flacidez de los senos, si se añaden masajes diarios, un régimen equilibrado y ejercicio.

Fórmula para reafirmar los senos

Ingredientes

  • Un litro de vinagre puro de vino blanco,
  • 300 gramos de la parte superior de las flores de verbena fresca (si se utilizan secas, sólo basta con utilizar 100 gramos).

Preparación

En un recipiente se mezcla el vinagre y las flores de verbena. Se deja macerar durante 4 días si las flores son frescas. Si están secas, se dejan macerar durante 8 días. Una vez pasado este tiempo, se filtra la preparación y se coloca en una botella, lista para uso. Este tratamiento consiste en realizar fricciones sobre el pecho con un algodón empapado del líquido. Conviene realizarlo tres veces al día, una por la mañana, otra a media tarde, y otra por la noche.

Se puede aplicar esta preparación durante 20 ó 30 días. Luego se deja reposar un mes antes de volver a comenzar con las fricciones. Cada aplicación debe durar entre 5 y 10 minutos. Este tratamiento dura por lo general 4 meses y ofrece muy buenos resultados en las mujeres jóvenes con los senos caídos.

La flacidez de la piel tiene consecuencias poco estéticas en muchas partes del cuerpo, por esta razón, cada día se extiende más la preocupación de las mujeres por mantener un pecho firme y turgente.


Escribe un comentario