Senderismo y alimentación

 Nueces

Habéis tomado la decisión de salir de vacaciones, pero ¿de qué tipo de vacaciones estamos hablando? Quizás os gustarías ir de senderismo. Marcha intensa, descubrir nuevos paisajes, en resumen, otra visión de la naturaleza que forma parte de vuestro entorno.

Muchas personas rechazan hacer senderismo porque efectivamente demanda cierto esfuerzo físico. Sin dejar de ser cierto, todo el mundo experimenta una sensación de bienestar, de descubrimiento de uno mismo. Realmente se trata de una actividad interesante a realizar sin ninguna duda.

Conviene saber que para realizar senderismo hay que alimentarse durante la marcha. El cuerpo requiere un carburante bien específico para darse a fondo y poder franquear los diferentes puertos.

Los glúcidos o hidratos de carbono constituyen la alimentación esencial del senderista. Se trata de una importante fuente de energía durante la práctica de una actividad física intensa. Los encontramos en gran cantidad en los productos a base de cereales, fruta, verdura, algunos lácteos, nueces y dulces.

Antes de salir de marcha conviene tomar un buen desayuno a base de fruta, yogur, cereales, pan con mantequilla y una bebida como café. En la mochila se debe meter algo de comer para ir picando por el camino: pan, biscotes, barritas de cereales, que son muy energéticos.

También se puede llevar en la mochila frutos secos, ya que se conservan muy bien durante la marcha, y alguna bebida azucarada. De igual modo, conviene hidratarse a menudo y de forma regular.

Más información – Seis consejos para empezar a correr


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario