Semillas de lino para reducir la celulitis

semillas de lino

Pocas personas están exentas de tener celulitis en su cuerpo, a día de hoy es uno de los problemas estéticos que más afecta a las mujeres de todo el mundo. Sobre todo cuando se sufre de obesidad o sobrepeso.

La celulitis consiste en la acumulación de grasa en las capas más profundas de la piel, la cual forma nódulos que se conocen popularmente como piel de naranja. 

En las áreas en las que se suele localizar la celulitis en en los glúteos y muslos. No obstante, en las personas con mayor sobrepeso también puede aparecer en brazos y abdomen.

A día de hoy existen multitud de métodos que facilitan su desaparición, entre ellas, se encuentra la siguiente receta que compartimos con vosotros para reducir notablemente su aparición. Esta es una opción nada agresiva y 100% natural que actúa como complemento a los ejercicios y la dieta que se esté siguiendo para eliminarla.

Agua de semillas de lino para eliminar celulitis

Las semillas de lino van tomando mayor protagonismo según avanzan los años, y no es para menos, puesto que se ha revelado que son ideales para perder peso y adelgazar sin sufrimientos. Son una rica fuente de fibra, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales que mejoran la flora intestinal y facilitan las digestiones.

Además, elimina la celulitis y mejora el estado natural de la piel porque ayuda al organismo a generar mayor cantidad de colágeno y combatir la retención de líquidos. Además, inhibe la acción de los radicales libres, esas moléculas causantes del envejecimiento prematuro.

Preparación del agua de semillas de lino

En forma de agua o infusión de las semillas de lino es la forma más popular para tomar este alimento, mantenerse saludable y conseguir una piel radiante. A través del agua, podemos aprovecharnos de todos sus nutrientes y propiedades por lo que puede ser tomada por diversas razones, estéticas o alimenticias.

Ingredientes

  • 45 gramos de semillas de lino, aproximadamente 3 cucharadas
  • 1 litro de agua

Pasos

  • Hierve un litro de agua y añádele las tres cucharadas de semillas de lino
  • Apaga y retira del fuego y deja reposar de 8 a 12 horas la mezcla
  • El resultado será un líquido espeso y gelatinoso donde se concentran todos los beneficios de las semillas
  • Cuela la mezcla y toma tan sólo el agua, las semillas se desechan

Cómo tomarlo

  • Lo ideal es tomarlo en ayunas un pequeño vaso, el resto hay que ir tomándolo antes de cada almuerzo y cena
  • Se convierte en un tratamiento depurativo, por lo que se recomienda tomarlo al menos durante 10 días seguidos y después 10 días más, así, hasta encontrar los objetivos deseados.

Como en la mayoría de los tratamientos naturales se requiere paciencia y constancia para empezar a ver algo, esta agua de semillas de lino junto a una buena actividad física y alimentación, harán que te veas mucho más saludable, tanto por fuera como por dentro.


Escribe un comentario