¿Es seguro correr con altas temperaturas?

Pareja practica el running

Entrenar al aire libre es una de las ventajas del verano, pero es importante no perder de vista los termómetros en pos de nuestra salud. Y es que correr con altas temperaturas deja de ser seguro cuando el calor y la humedad sobrepasan una determinada línea.

Aborta tu entrenamiento al aire libre si la temperatura o la humedad son demasiado altas. Juntas o por separado, ambas situaciones pueden hacer que la frecuencia cardíaca se dispare. Esto aumenta el riesgo de sufrir efectos secundarios peligrosos.

¿Cómo sabremos que no es seguro salir a hacer ejercicio al aire libre? Muy sencillo, sólo tienes que consultar el tiempo de tu zona. El cardio y las altas temperaturas dejan de ser buenos compañeros de viaje cuando se superan los 32 grados centígrados o el 70 por ciento de humedad.

Para que tu corazón no sufra más de lo necesario, traslada tus entrenamientos a las horas más frescas del día (las primeras horas de la mañana). O apuesta por correr bajo techo en la cinta de casa o del gimnasio, donde el aire acondicionado creará un ambiente más cómodo tanto para tu corazón como para tus músculos.

Beber agua y parar a descansar de vez en cuando son otras precauciones que hay que tomar cuando se entrena en verano. Lleva siempre una botella de agua contigo y no te olvides de que los tramos de recuperación son parte fundamental de una rutina de ejercicios saludable.


Escribe un comentario