Por qué se tiene el vientre hinchado

vientre-hinchado

Sentirnos pesados, hinchados y sin ganas de hacer nada puede haber sido provocado por una ingesta desmesurada de comida o porque estemos pasando por un momento malo y nuestro cuerpo puede que esté reaccionando así.

La dieta es una de las principales causas de que nos sintamos hinchados, el comer rápido y mal, puede afectarnos directamente a nuestra figura. Hay que tener en cuenta muchos factores para no vernos mal físicamente.

Quizá alguna vez hayas escuchado el término ” distensión abdominal“, esto quiere decir que el estómago está hinchado, inflamado por culpa de los gases. La sensación de hinchazón puede tener muchas causas, entre ellas es la comida pesada y de difícil digestión.

Por otro lado, puede ser la intolerancia a ciertos alimentos, padecer alguna enfermedad crónica y provocar así la distensión abdominal.

Si no se trata, este hinchazón a la larga puede causar malestares y enfermedades crónicas como la gastritis, el síndrome de colon irritable o estreñimiento. El colon irritable es muy común en las personas que si consumen algún alimento fuerte puede provocarles cólicos, dolores abdominales o repentinas deposiciones.

Tener cuidado con los siguientes alimentos

No todos los alimentos actúan de la misma manera, a lo largo del tiempo se ha ido generando un listado de cuáles son los más susceptibles a ser los causantes de tales molestias:

  • Coliflor, coles, ajo, cebolla, brócoli o la intolerancia a los lácteos.
  • Alimentos ricos en grasas como son los fritos, las salsas o los embutidos.
  • La fibra es un gran complemento para nuestras dietas, sin embargo, si la tomamos en exceso puede ser contraproducente y provocarnos diarrea o flatulencia.

Causas a las que estar alerta

Los quistes en los ovarios, candidiasis, síndrome pre-menstrual o estar embaraza también puede hacer que estemos más hinchadas de lo normal. Del mismo modo que si comemos en exceso y muy rápidamente, sin dejar que el cuerpo asimile bien los alimentos ni los digiera correctamente, el tragar mucho aire mientras comemos o masticar chicle también puede hacer que nos hinchemos sin desearlo.

Muchas veces nos sentimos pesados y quizá no sea por estas razones por ello, recomendamos acudir al médico para que pueda diagnosticar sin problema cuál puede ser la causa que está originando el problema. Lo ideal es hacerse unos análisis para salir de dudas y descartar problemas más serios y graves.


Categorías

Consejos, Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario