Salud integral: Cuerpo

Salud física

Existen 3 definiciones de BIENESTAR en el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española: (1) Conjunto de las cosas necesarias para vivir bien; (2) Vida holgada o abastecida de cuanto conduce a pasarlo bien y con tranquilidad; y (3) Estado de la persona en el que se le hace sensible el buen funcionamiento de su actividad somática y psíquica.

Por esto, una salud integral debe abarcar no sólo uno de los elementos que nos conforman sino todos, reduciéndose a 3 aspectos básicos: el estado físico, el estado mental y el estado emocional.

Con respecto a lo físico, a continuación se incluyen 3 normas necesarias para lograr una buena salud corporal:

Dormir bien

Un requerimiento mínimo de seis a ocho horas es indispensable para el buen funcionamiento del cuerpo, la mente y un buen estado de ánimo. Su carencia no sólo desgasta la energía vital, sino que también reduce la capacidad de atención y resolución de problemas, así como la capacidad de interrelacionarse con los demás de manera amable y educada.

Comer bien

Incluir en la dieta una gran cantidad de frutas, verduras y leguminosas, beber suficiente agua natural cada día y evitar (o reducir el consumo de) alimentos dañinos como harinas, azúcar refinada, alimentos fritos, lácteos, café, bebidas alcohólicas y carnes rojas, junto con actividades como fumar tabaco, puede mejorar radicalmente la salud de una persona.

Hacer ejercicio

Buscar una actividad de acuerdo a nuestro tiempo y presupuesto y que sea de nuestro gusto será vital para fomentar la disciplina de hacer actividad física varias veces a la semana. Algunas opciones son: caminata, spinning, maratones, natación, artes marciales, baile, tenis o squash, ir al gimnasio o participar en equipos de futbol, etc.

Imagen: flickr


Escribe un comentario