Salud femenina y problemas fisiológicos

 Mujer en el baño

La incontinencia puede ocurrirle a cualquier persona. Normalmente, después del parto o de varios partos, una mujer sufre una incontinencia que puede ser curada gracias a unas sesiones de kinesioterapia. Son muy eficaces gracias a unas sondas vaginales.

Ante todo, conviene dejar de lado los tabúes que rodean este tema. Es importante mentalizarse en positivo si verdaderamente queréis salir del problema de forma eficaz.

Debéis comenzar por discutir del tema en vuestro entorno, puesto que de hecho no se trata de una enfermedad contagiosa, y debéis vivir con ello y no esconderse, puesto que normalmente se entra en un círculo vicioso que suele provocar estrés y otro tipo de problemas. El estrés suele provocar preocupaciones a nivel de la salud, y por esta razón conviene atacar de frente la cuestión de la incontinencia para vivir con mayor libertad.

Demasiadas personas se dejan llevar y dicen que no es posible curar esta enfermedad. Nuestro último consejo es que habléis con vuestro médico abiertamente, y que os dejéis dirigir por su experiencia y su sabiduría en la materia. Al final, se trata de una cuestión de confianza.

 Más información – Consejos naturales para combatir la incontinencia urinaria


Escribe un comentario