Salud capilar y acido lactico

75

El ácido láctico es uno de los compuestos orgánicos que se utilizan en la elaboración de productos cosméticos, principalmente como exfoliantes suaves para el cuidado de la piel, así como también para productos capilares.

El ácido láctico fue aislado por primera vez en 1780 por un científico sueco, Carl Wilhelm Scheele, que lo encontró originalmente en la leche agria, de ahí el término "láctico" y un siglo más tarde, los investigadores franceses descubrieron que el ácido láctico también era producido por la fermentación, descubrimiento que permitió la producción comercial del mismo.

Es ampliamente utilizado en una serie de procesos industriales, así como la producción de alimentos, representando un ingrediente de la producción de plásticos biodegradables, detergentes y limpiadores de uso doméstico.

Las compañías farmacéuticas utilizan el ácido láctico para ajustar el pH de los medicamentos y de los productos para el cuidado personal y cuidado del cabello.

Cuando el pelo se reseca y quiebra, es el ácido láctico y otros ácidos suaves los que le devuelven la suavidad, haciéndolo más dócil y saludable, ya que también recupera la fuerza y la ​​elasticidad del cabello mediante la alteración de la carga iónica de las moléculas.

La capacidad del ácido láctico para librar el recubrimiento de queratina en el cabello, se aprovecha para elaborar una serie de productos destinados a la depilación, para quitar el vello no deseado, mediante el debilitamiento.

El cabello se debilita por la  acción del ácido y puede ser enjuagados en la ducha, pero la pérdida de vello no deseado a veces ocurre en personas que atraviesan por condiciones médicas causantes de sudoración excesiva, ya que el sudor contiene de forma natural del ácido láctico y este en cantidades excesivas, puede causar pérdida del cabello.

Imagen: MF


Escribe un comentario