Salmon; un poderoso antiinflamatorio natural

01

La reputación del salmón como un alimento muy saludable, se basa principalmente en su inusual contenido de ácidos grasos omega-3, ya que 4 onzas de salmón contienen por lo menos 2 gramos omega-3, ubicándolo en uno de los primeros lugares entre los alimentos ricos en éste saludable acido graso.

Los ácidos grasos omega-3 contenidos en el salmón se presentan en sus dos formas; EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico), sin embargo el salmón además es muy rico en otros nutrientes, como la vitamina D y el selenio, ambos con propiedades muy saludables y preventivas de enfermedades tan graves como el cáncer.

Una investigación descubrió en este pez un contenido de proteínas y de aminoácidos muy especial, ya que posee pequeñas moléculas de proteínas bioactivas llamadas “péptidos bioactivos”, que pueden proporcionar protección para el cartílago articular, apoyar la producción de insulina y controlar la inflamación en el tracto digestivo.

La investigación sobre el consumo de pescado y su capacidad de protección sobre las articulaciones, ha demostrado que los ácidos grasos omega-3 pueden convertirse en tres tipos de compuestos que previenen la inflamación crónica, lo cual es especialmente interesante para sobrellevar enfermedades dolorosas, como los reumas, artritis y artrosis, entre otras.

Estudios recientes también han demostrado que la presencia de péptidos bioactivos llamados “calcitonina”, además de apoyar la salud del cartílago en las articulaciones y otros tipos de tejido, puede favorecer a la glándula tiroides, que ayuda a regular y estabilizar el equilibrio de colágeno y minerales en el hueso y el tejido circundante.

Dichos péptidos pueden combinarse con el omega-3 del salmón para proporcionar moléculas antiinflamatorias de gran alcance, beneficiando a las articulaciones, así´como el elevado contenido de vitamina D y el selenio han demostrado potenciar su capacidad antiinflamatoria natural.


Escribe un comentario