Sal, dieta y enfermedades cardiacas

image Las enfermedades del corazón podrían reducirse en casi un quinto, si a las empresas de alimentos se les prohibiera la adición excesiva de sal en sus productos, según una nueva investigación ha descubierto.

La prohibición para los fabricantes de la adición de sal a las comidas preparadas, cereales, patatas fritas y sándwiches, ahorraría decenas de miles de vidas al año, ya que reduciría el número de ataques cardíacos y accidentes cerebro-vasculares.

Las enfermedades del corazón podrían prevenirse si la ingesta de sal se redujera, ya que los ataques al corazón y derrames cerebrales son en la actualidad considerados los asesinos más importantes.

Por ello los expertos advierten que hasta una quinta parte de estas muertes, podrían prevenirse consumiendo menos sal, que es responsable de aumentar la presión arterial y con ello el riesgo de enfermedades del corazón.

Las directrices nutricionales en la actualidad recomiendan que las personas no coman más de 6 gramos de sal al día, pero el promedio ronda en 9g, lo cual pone en riesgo la salud.


Escribe un comentario