Rutinas, obsesion y salud

02

Es bueno ser una criatura de costumbres dicen los psicólogos, ya que cerebro humano constantemente busca estructura, pero no debemos dejar que esto se convierta en una obsesión, por que puede afectar negativamente nuestra salud.

Así tomar un taza de café por la mañana, hacer una caminata al mediodía y antes de acostarse o leer antes de ir a dormir, son cosas que tienen algo en común, ya que todas son rutinas o rituales aparentemente pequeñas o insignificantes, sin embargo nos damos cuenta de lo importantes que son para nuestra vida cotidiana cuando no las podemos realizar.

Algunas personas toman esto como algo muy grave y literalmente les arruina el día, como por ejemplo si el periódico no se les entrega en la mañana o si no cumplen algunas de las rutinas mencionadas anteriormente, por ello éstas personas se sienten incómodas o insatisfechas, cuando se alteran sus rutinas.

Por que sucede esto, la explicación según un psicólogo de Hamburgo es que las rutinas nos ofrecen paz a la mente, porque las rutinas y los rituales siguen patrones invariables y la gente no los guía, pero se guían por ellos.

Existen importantes rituales sociales, por ejemplo un bautizo, una boda o un funeral, así cada cultura, clase social, familia y círculo de amigos tiene sus propios rituales, que no sólo brindan paz a la mente, sino dan un sentido de pertenencia también.

Por ello no se puede prescindir de las rutinas, ya que son guiones que toda persona tiene para estructurar su vida y sentirse bien con ello, pero siempre en su justa medida o equilibrio, ya que la pérdida de estos soportes de vida llamados rutinas pueden provocar un caos interior, así como también puede llegar a ser compulsivos, que en el peor de los casos esta dependencia puede incluso conducir a un trastorno obsesivo-compulsivo con ataques de pánico.

Para evitar que las rutinas se conviertan en rígidas o motivo de obsesión, los psicólogos recomiendan que se hagan a veces de manera diferente, incluso las más triviales para no generar una dependencia rígida de las mismas.

Fuente: C.Daily

Imagen: flickr


Escribe un comentario