Retención de líquidos: por qué se produce y cómo prevenirla

Vientre plano

La retención de líquidos es un problema que afecta a un alto porcentaje de mujeres. Puede estar provocado por el estrés, los cambios hormonales y una alimentación poco saludable o poco apropiada. Sus consecuencias son la hinchazón de vientre, brazos y piernas, así como un aumento de peso y una sensación de malestar.

No se trata, por tanto, de algo agradable, ni desde el punto de vista de la salud, ni del estético, aunque, afortunadamente, es un problema que tiene solución. Tomarse la vida con calma y hacer algo de ejercicio es de gran ayuda, pero el factor más influyente en su desarrollo quizá sea la alimentación.

Es por eso por lo que las mujeres con propensión a la retención de líquidos deben cuidar mucho su alimentación, más que el resto, asegurándose de llevar una dieta saludable y variada en la que la fruta y la verdura tengan un papel protagonista.

Dentro de estos dos grandes grupos de alimentos, los expertos resaltan los resultados de la piña, la alcachofa, las uvas, la manzana, la pera, el apio y los espárragos, los cuales han demostrado ser de gran ayuda en la prevención la temida retención de líquidos.

Más información – Alimentación para combatir el estrés


Escribe un comentario