Renovación en el Año Nuevo

Renovación y purificación

Cuerpo

Desintoxicar y purificar nuestro organismo nos permite comenzar el nuevo ciclo con energía y vitalidad. Para lograr esto se aconseja:

  • Tomar agua tibia en ayunas para estimular el sistema digestivo y liberar toxinas.
  • Hacer ayuno de manzanas crudas o cocidas durante todo un día.
  • Realizar una dieta de desintoxicación por 3 días; se puede desayunar y cenar manzanas cocidas y comer arroz al vapor con verduras; de beber agua simple o té de manzanilla.

Mente

La mente, llena de estímulos e impresiones sensoriales a cada momento, también necesita un descanso. Se sugiere reducir al mínimo el uso de tecnología (televisión, redes sociales, móviles, radio, noticias o programas de violencia), junto con:

  • Practicar técnicas de meditación.
  • Contemplar a la naturaleza por media hora (puede ser el cielo, los árboles o el océano) mientras se escucha música relajante.
  • Vivir en el AHORA sin pensar demasiado en el pasado o el futuro.

Espíritu

Purificar el espíritu es esencial para vivir una vida llena de paz y felicidad. Se recomienda:

  • Reservar un día –o unas horas- a la semana para estar con uno mismo en completa reflexión.
  • Practicar el perdón hacia uno mismo y hacia los demás; evitar rencores pasados.
  • Elegir pensamientos positivos de manera constante.

Hogar

Por último, el hogar también debe ser un espacio limpio y ordenado que permita el flujo saludable de energía en nuestras vidas, para lo cual es conveniente:

  • Revisar y organizar nuestro clóset; donar la ropa que no hemos usado en más de un año.
  • Examinar los adornos de toda la casa y eliminar aquellos que sólo quitan espacio sin aportar belleza o algún uso práctico.
  • Hacer una limpieza exhaustiva y quitar el polvo de todos los rincones también es algo positivo; poner un incienso de sándalo para purificar el ambiente.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario