Remedios caseros para la anemia

remedios-caseros

La anemia es una enfermedad de la sangre caracterizada por generar debilidad, teniendo por lo general un origen nutricional que se traduce en una deficiencia de nutrientes, específicamente de hierro, muy característica en la adolescencia, el embarazo y en la vejez.

Remedios caseros para tratar o prevenir los estados anémicos leves;

Tratamiento con vitamina B12

La vitamina B12 es necesaria para prevenir o curar la anemia, vitamina que se encuentra generalmente en la proteína animal, especialmente en carnes tales como riñón e hígado. Hay, sin embargo, otras fuentes igualmente buenas de la vitamina BI2 como los productos lácteos y los huevos.

Tratamiento con otros alimentos

Hay varios otros alimentos que son fuentes ricas en hierro y puede ser utilizados positivamente en el tratamiento de la anemia, tales como las lentejas, el mijo, uvas negras, ciruelas, fresas, pasas, cebollas, calabaza, zanahoria, rábano, apio y tomates.

Baños de Agua Fría

Los baños de agua fría se recomiendan dos veces al día, para los estados anémicos, aumentando el frio del agua de forma gradual y progresiva, ya que este tratamiento tiene como fin estimular el sistema defensivo con el efecto externo de la temperatura.

Sales de Epson, baño caliente y baños de sol

Un baño de sales de Epson caliente de cinco a diez minutos una vez por semana y un baño de vapor ocasional son también muy útiles en los casos de anemia, así como también los baños de sol son especialmente beneficiosos para estimular la producción de glóbulos rojos.

La respiración profunda y ejercicios de luz

Otros factores importantes que ayudan en la curación de la anemia son respiración profunda y ejercicios ligeros como caminar, que estimulan los procesos metabólicos y estos el fortalecimiento general del organismo.

Imagen:  oonaghs_eye flickr


Escribe un comentario