Remedios caseros contra las varices

varices

Existen multitud de causas culpables de la aparición de las varices en las piernas, cambios hormonales, exceso de peso, genética o estar mucho tiempo de pie durante el día. Son causas comunes que pueden provocar que muchas personas las padezcan.

Para tratarlas es importante estimular las partes afectadas, es decir, las piernas con masajes que promuevan la circulación de la sangre y consigamos remedios que refuercen los pequeños vasos sanguíneos.

A continuación veremos cuáles son los mejores tratamientos para solucionar este pequeño problema antiestético (en la mayoría de casos).

Remedios para las varices

  • Cola de caballo: la cola de caballo es conocida por ser ayudar a eliminar eficazmente líquidos de nuestro organismo. Ésta ayuda a hacer desaparecer las varices. Para tomarla mezcla en un litro de agua hirviendo 100 gramos de esta hierba. Hiérvela durante 15 minutos, cuélala y déjala enfriar. Con esta preparación masajea las zonas afectadas y deja que el producto trabaje durante 20 minutos.
  • Reflexología: consiste en una técnica para quitar la hinchazón de las piernas, sobre todo en mujeres embarazadas. Si estás embarazada no dudes en acudir a tu médico si has visto un cambio muy brusco en tus piernas y se te han llenado de venitas engorrosas.
  • Zanahoria y aloe vera: la combinación de estos dos alimentos pueden serte de gran ayuda. Realizar una máscara con ellas te permitirá aplicarla y conseguir que el número de varices disminuya. Para realizarla, procesa los dos alimentos por partes iguales en una batidora, añade vinagre de manzana para conseguir una pasta untable. Una vez lista colócala sobre las piernas y deja actuar durante 20 minutos. Una vez que la retires notarás tu piel mucho mejor.
  • Las castañas de Indias: un método utilizado en Alemania por sus grandes virtudes para los trastornos venosos. Se utiliza su corteza, aumenta la resistencia de vasos sanguíneos y capilares y es buena también si se padece de hemorroides o celulitis por sus propiedades antiinflamatorias.

Como ves existen varias soluciones caseras que tenemos en cierta medida al alcance de la mano. Entre masajes profesionales o ungüentos podemos tratar nosotros mismos las varices. No hay por qué lamentarse más, tan sólo anotar los consejos y comprar lo necesario para empezar ya mismo con su solución.


Categorías

Consejos, Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario