Remedio natural para combatir la caspa

Caspa

El limón es una fruta que forma parte de muchos trucos de belleza y permite mejorar la apariencia del cabello gracias a sus propiedades y a su alto contenido en vitamina. A pesar de que el limón se utiliza generalmente para aclarar los cabellos rubios o los cabellos castaños, el limón es excelente para tratar la caspa, favoreciendo su desaparición con mayor rapidez.

Si os preguntáis por las razones por las cuales el limón es uno de los mejores remedios para la caspa, conviene saber que sus propiedades astringentes ayudan a reducir la secreción de materias grasas del cuero cabelludo, uno de los principales factores responsables de la caspa. Además, el limón posee propiedades antibacterianas que permiten tratar la caspa provocada por la presencia de microorganismos que crecen en el cuero cabelludo y que se nutren de sus aceites naturales.

Enjuagar el pelo con zumo de limón

El siguiente tratamiento es muy simple de realizar, porque basta con utilizar el zumo de limón como si se tratara del agua para enjuagar el pelo, y de esta forma eliminar la caspa. Además de combatir la aparición de caspa blanquecina, este zumo de limón hace que el cabello esté más brillante de forma inmediata.

Para ello conviene comenzar exprimiendo un limón para extraer su zumo. Una vez hecho, se moja el pelo y se aplica el zumo sobre el cuero cabelludo húmedo efectuando un masaje enérgico circular. Se esperan algunos minutos, y luego se lava el pelo como de costumbre.

Limón y aceite de coco

Para obtener un tratamiento de la caspa más eficaz y ganar la batalla contra esta enfermedad, aconsejamos combinar el limón con otros productos naturales que son excelentes para regenerar y embellecer el pelo. El aceite de coco tiene grandes propiedades regeneradoras y antibacterianas y es muy eficaz para hidratar las fibras capilares y prevenir el envejecimiento.

Si queréis probar este remedio, basta con calentar dos cucharadas soperas de aceite de coco, y luego mezclarlas con el zumo de un limón recientemente exprimido. Esta preparación se aplica sobre el cuero cabelludo antes de acostarse, se cubre la cabeza con un gorro de plástico y se deja reposar toda la noche. A la mañana siguiente se enjuaga y se lava el pelo como de costumbre.

 


Escribe un comentario