Relajación – Los tres mejores ejercicios de respiración

Mujer practica yoga

A todos nos sucede que en determinadas épocas, y por diferentes razones, nos sentimos muy nerviosos y nos cuesta bastante relajarnos. La mejor manera de aliviar esa ansiedad es controlar la respiración, por lo que en esta nota ofrecemos los tres mejores ejercicios de respiración:

Respiración abdominal: Nos acostamos cómodamente sobre la espalda. Controlamos la respiración y la reducimos a un ritmo tranquilo. Colocamos una mano sobre el abdomen, cerca del ombligo. Al exhalar, tratamos de mantener la pared del pecho quieto y sacar el aire de los pulmones mediante la expansión de los músculos abdominales. La mano debe subir y bajar con cada respiración y esta se debe hacer a través de la nariz, no por la boca. Las inhalaciones y exhalaciones deben ser iguales.

Frenar la respiración: En este caso se trata de extender la respiración durante el mayor tiempo posible, asegurándonos de otorgar el mismo tiempo a la inspiración y la expiración. Durante los primeros intentos, la inspiración será como máximo de entre 5 y 7 segundos, pero el objetivo es que alcancen los 15 segundos, lo que significa sólo dos respiraciones completas en un minuto. No hay que forzarse más de lo debido. Todo debe ser fácil y cómodo. Intentaremos llegar hasta los 15 segundos con tranquilidad. Lo bueno de este ejercicio de respiración es que puede hacerse en cualquier parte, incluso si estamos en el trabajo o conduciendo.

Contar diez respiraciones: Usando respiración abdominal de longitud normal, comenzamos a contar cada respiración. Primero contamos hasta dos y luego comenzamos de nuevo y lo hacemos hasta tres, después hasta cuatro y así sucesivamente hasta contar diez respiraciones. Este ejercicio de relajación requiere más concentración de la que imaginas. A menudo, completar dos secuencias de diez resulta en una relajación profunda, lo que normaliza el pulso y la tensión arterial baja. También se trata de un gran ejercicio para mejorar la concentración.


Escribe un comentario