Refrescos; una causa de agresividad en adolescentes

52

El consumo de una lata de refresco todos los días puede tener un impacto sobre el comportamiento de los adolescentes, llevándolos a un estado de agresividad, según investigaciones recientes sobre niños pequeños o adolescentes que mostraron una significativa tendencia.

Según la investigación aquellos que bebían más de cinco latas de refrescos a la semana eran más propensos a participar en los actos de violencia, se dice que los factores motivadores de un carácter agresivo de los jóvenes también puede afectar a sus hábitos alimenticios, incluyendo a las bebidas sin alcohol.

Sin embargo, investigaciones anteriores indican que los nutrientes son menos propensos a causar un comportamiento antisocial, pero los recientes hallazgos reportados en la revista "Injury Prevention" en una encuesta sobre adolescentes de 14 a 18 años a los que se les preguntó sobre la cantidad de consumo de bebidas gaseosas no dietéticas durante el lapso de una semana, dio como resultado que uno de cada tres niños se tienen un alto consumo de estas bebidas.

Teniendo en cuenta que se considera como bajo el consumo de dos o tres latas por día, mientras que cinco o más se clasifican como un "alto" consumo.

Además los científicos examinaron la posible relación entre el consumo de refrescos y el comportamiento violento, preguntando a los adolescentes si estaban involucrados en actos de violencia con sus amigos, hermanos o hermanas y si fueron portadores de un arma de fuego o un cuchillo durante el año pasado.

Es de conocimiento general que la frecuencia de consumo de refrescos se asocia con un 9 a 15 por ciento de una mayor participación en la acciones agresivas.

La violencia y el porte de armas es algo muy común entre los adolescentes de los grupos étnicos minoritarios con antecedentes familiares pobres, sin embargo, esta investigación sugiere que existe una intima relación entre los aumentos de la conducta violenta y un mayor consumo de refrescos.

Imagen: MF


Escribe un comentario