Los refrescos carbonatados y la obesidad

Refrescos carbonatados

Los refrescos carbonatados aumentan el riesgo de padecer obesidad

Los refrescos carbonatados están entre los productos que más consumimos, pero los expertos en dietética y nutrición recomiendan no abusar de ellos, ya que los ingredientes con los que están realizados aumentan el riesgo de padecer obesidad.

Cuando hablamos de refrescos carbonatados, nos referimos a bebidas tan populares como la Coca-Cola, la Pepsi o la Fanta, las cuales, pese a saciar nuestra sed y tener un sabor delicioso, no son beneficiosas para la salud por su alto contenido en azúcares, sodio y otras sustancias.

Los expertos hacen especial hincapié en que no se debe abusar de los refrescos carbonatados, ya que provocan que acumulemos grasa en la zona abdominal, y por tanto que ganemos peso, algo que nadie desea. Así las cosas, un consumo responsable de este tipo bebidas no debe exceder las dos o tres latas semanales como mucho, y a poder ser escogiendo siempre aquellas que llevan menos cantidad de azúcar.

Por otro lado, todos estamos de acuerdo en que estar todo el día a base de agua puede ser inmensamente aburrido y monótono para nuestro paladar, pero para remediarlo existen alternativas naturales igual de deliciosas, como el té helado o los zumos de frutas, que no sólo no son perjudiciales para la salud, sino que además aportan numerosos beneficios.

Más información – Azúcar o grasas, lo que más nos engorda


Escribe un comentario