Reducir la ingesta de azúcar es suficiente para perder peso

azucar

Reducir la ingesta de azúcar es un interesante atajo a la hora de perder peso. Llevar a cabo este cambio en muchos casos ya es suficiente para que la persona se deshaga de unos cuantos kilos.

Un consumo saludable de azúcar no debería representar más del 10 por ciento del total de calorías diarias, sin embargo, la media está bastante por encima de ese porcentaje.

Las personas que reducen la ingesta de azúcar no sólo previenen la obesidad, sino que también disminuyen el riesgo de depresión y enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2 y las de tipo cardíaco.

El azúcar que hay que mantener bajo control es aquel que se le añade a los alimentos, pero también el que contienen productos como las bebidas carbonatadas y los zumos de frutas. En cambio, el que aparece en la fruta cruda no entra en la reducción. Podemos (y debemos) comer mucha fruta cada día.

Una dieta alta en alimentos azucarados aumenta el riesgo de enfermedades crónicas, así como el de padecer obesidad, por lo que tanto desde el punto de vista de la salud, como del estético, reducir la ingesta de azúcar debe convertirse en una prioridad.

Al principio, luchar contra los antojos de azúcar puede ser complicado, ya que el cuerpo nos demandará la energía rápida que estos alimentos significan. Por suerte, el organismo también se quedará conforme si en lugar de una chocolatina (por poner un ejemplo) le damos una pieza de fruta.


Escribe un comentario