Reduce la grasa de lo que comes

Pizza sin grasa

Las grasas son definitivamente el peor enemigo de las dietas, pues es muy bien sabido que, entre más grasa se consume, más se aumenta de peso.

Además, entre menos grasa consumas, menores serán las cantidades de calorías que ingerirás por día pues esto también está estrechamente relacionado. De esta manera, adelgazar será más fácil y sencillo.

  • Aquí algunos consejos para lograrlo:

Sustituye.- Busca y elige alimentos con etiquetas que indiquen “bajo en grasa”, “libre de grasa” o  “50% menos grasa”, en especial en lácteos como la leche, el queso y la crema agria, e incluso en alimentos como el pan, los embutidos y la carne. Esto te ayudará a comer la misma cantidad de comida, pero engordando mucho menos.

Reduce el aceite que usas.- Ya sea en el aderezo de tu ensalada o al asar pescado y pollo, utiliza la mitad de las porciones que normalmente usas y verás que el sabor no varía mucho. Y, si es posible, sustituye también siempre que puedas el aceite normal por aceite de oliva virgen, el cual es mucho más sano y nutritivo.

Tentempiés ligeros.- Ten siempre a la mano productos como yogur bajo en calorías y azúcar –y libre de grasas- para matar el tiempo entre comida y comida. Y recuerda también ingerir este tipo de alimentos antes de salir a cenar, para no llevar el estómago completamente vacío.

  • Otros consejos:

Si tienes mucho antojo de pizza, prepárala tu mismo utilizando pan tipo “pita” y agregando queso bajo en grasas. Puedes adicionarle cebollas y ajos sofritos para darle más sabor y así evitar ingerir las pizzas comerciales llenas de calorías.

Otra buena opción es buscar panes enriquecidos con semillas como linaza y semillas de lupino (en lugar de harina de trigo), con lo cual favorecerás tu salud (éstas últimas son buenas contra los riesgos cardiovasculares), sin aumentar de peso.

Fuente: Revista Vanidades Año 51, No.2

Imagen: freephotos


Escribe un comentario