Recetas que mejoran la circulación sanguínea

curcuma

Muchas personas sufren problemas de circulación sanguínea y se ven obligadas a tomar medicamentos o complementos naturales, pero todavía es más natural combatir este problema con la alimentación. Existen alimentos como el ajo, la naranja o la papaya y plantas como el romero, el jengibre, o la cúrcuma, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea progresivamente.

Veamos una receta original y deliciosa para disfrutar de estos ingredientes y con la que la salud pueda beneficiarse al máximo: la crema de calabacín con cúrcuma.

El calabacín reduce la absorción de la grasa en las arterias y de esta manera, la posibilidad de que se adhiera a las paredes de las arterias. Además, presenta una textura excelente para elaborar una crema.

En el momento de cocer el calabacín, se añade, en polvo, una especia típica de la India que se utiliza cada vez más gracias a sus propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. En este caso, la cúrcuma ayuda a mantener la circulación sanguínea.

Cuando la crema está lista, se añaden algunas semillas de calabacín que son ricas en vitamina E. Esta vitamina protege los tejidos del cuerpo y fluidifica igualmente la sangre, lo que ayuda a prevenir la formación de coágulos.


Escribe un comentario