Recetas de mantequillas saborizadas

Mantequilla saborizada

Es cierto que la mantequilla debe consumirse moderadamente y sólo en ocasiones especiales, sin embargo, el agregarla a platillos como carnes, verduras, pescados o panes, ayuda a que su sabor mejore notablemente sin necesidad de utilizar mucha cantidad.

Asimismo, al mezclarla con especias, verduras o frutas, aumenta aún más el delicioso y exquisito sabor de este lácteo, otorgando sabores nuevos y originales a los platos tradicionales. Llamadas mantequillas saborizadas, éstas pueden preparase casi de cualquier ingrediente (evitar los que contengan mucha agua, usar fruta y tomate deshidratado).

Para hacerlo, sólo hay que acremar la mantequilla, agregar el ingrediente y mezclar. Sin embargo, la textura de la mantequilla debe ser de preferencia suave y cremosa y sin sales añadidas. A continuación 5 ricas opciones fáciles de preparar:

Romero

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de romero picado
  • Pimienta blanca

Arándano

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 8 cucharadas de arándano deshidratado y picado finamente
  • 4 cucharadas de almendras tostadas picadas

Pimiento rojo

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/3 de taza de pimiento rojo asado y triturado

Chabacano

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 8 cucharadas de chabacano deshidratado picado finamente
  • 1 pizca de sal

Eneldo

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de eneldo picado finamente

Preparación

  1. Acremar la mantequilla con los ingredientes.
  2. Colocar la mezcla en papel siliconado o encerado y darle forma de rollo.
  3. Refrigerar mínimo una hora.
  4. Cortar la mantequilla en rodajas.

Cualquiera de las recetas anteriores es una excelente opción como botana, para untar en pan, como acompañante de algún vino o untada sobre platillos salados o incluso dulces –aunque recalcamos la importancia de utilizarla moderadamente para no entorpecer la dieta diaria-.

Fuente: Suplemento Buena Mesa

Imagen: flickr


Escribe un comentario