Receta para preparar un brownie light

brownies

La preparación de un brownie light es similar a la receta tradicional, simplemente se reemplazan ciertos ingredientes como el azúcar por edulcorante, o la mantequilla por aceite vegetal. De esta forma, el resultado será mucho más ligero y el aporte calórico más débil. Si se quieren añadir frutos secos, será importante reemplazar las habituales nueces incluidas en la pasta de los brownies por otros frutos menos calóricos como por ejemplo las ciruelas pasas.

La primera etapa consiste en poner en un bol los ingredientes sólidos, el cacao en polvo, la harina, la sacarina, stevia otro edulcorante, un poco de sal. Se mueve bien con ayuda de una varilla u otro instrumento de cocina para mezclar bien el conjunto.

Luego se vierte el conjunto en ese bol con los ingredientes líquidos, el aceite vegetal, por ejemplo se puede utilizar aceite de girasol que siempre es más suave que el aceite de oliva y no altera el sabor del chocolate. También se añaden los huevos, el extracto de vainilla, una cantidad adecuada a vuestros gustos y en función del resultado que se quiere dar. Todo se mezcla con la varilla o la batidora eléctrica hasta formar una masa homogénea, donde todos los ingredientes queden bien integrados.

Si se desea añadir las ciruelas pasas y otros frutos secos, es el momento de añadirlos a la mezcla. Conviene mezclar delicadamente con movimientos envolventes con el fin de que se repartan uniformemente.

Conviene saber que los frutos secos son sanos, pero que tienen un aporte calórico importante, en particular las nueces. Para terminar, tan solo queda verter la pasta del brownie light en el molde que previamente se ha cubierto con papel especial para horno para facilitar la retirada del molde de una vez confeccionado el pastel.

En un horno precalentado a 180º C, se hornea el brownie durante 30 minutos o hasta ver que el cuchillo sale limpio. Se deja enfriar y se puede comer el brownie light sin sentimiento de culpabilidad.


Escribe un comentario