Receta de canelones con espinacas

Canelones

Para comenzar a preparar esta receta de canelones con espinacas, la primera cosa que se debe hacer es cocer las espinacas. Se pone una cacerola con agua al fuego, se añade un poco de sal y cuando el agua esté hirviendo, se añaden las espinacas lavadas sin tallos. Se dejan cocer durante diez minutos, se escurren después en un colador y se cortan con ayuda de un cuchillo.

Cuando las espinacas están listas, se reservan. Ahora es el momento de hervir las hojas de la pasta para canelones.

Siguiendo el mismo procedimiento, se coloca una gran cacerola de agua al fuego, se añade una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva, se meten las hojas de pasta y se remueven de vez en cuando con una cuchara de madera para impedir que se peguen o que se rompan.

Basta con 8 ó 10 minutos de cocción, a pesar de que es necesario comprobar el tiempo indicado en el embalaje. Se retiran de la cacerola cuando estén blandas, se escurren y se colocan cuidadosamente sobre el plano de trabajo.

La etapa siguiente consiste en preparar el relleno para los canelones a base de espinacas. Primeramente se pelan y se trocean los dientes de ajo, luego se rehogan en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Cuando el ajo está ligeramente dorado, se añaden los piñones pelados y se espera a que se tuesten un poco. Se toman las espinacas que se han reservado, se mezclan con los ingredientes anteriores en la sartén y se añade un poco de pimienta negra. Se remueve con una cuchara para que las espinacas tomen gusto.

Ahora se añaden 100 mililitros de bechamel a las espinacas para que el relleno de los canelones este jugoso, y la cantidad de sal a vuestro gusto. Se remueve la mezcla y se deja cocer a fuego lento hasta que espese.

Cuando el relleno de los canelones está listo, se reparte sobre cada una de las hojas de pasta para canelones con una cuchara, y se enrolla cada tubo cuidando que no se rompa.

Para terminar, basta con colocar los canelones en una bandeja para horno y se vierte por encima el resto de la salsa bechamel y el queso rallado. Se mete en el horno durante 20 minutos a una temperatura de 180 grados.


Escribe un comentario