Receta de croquetas a base de espinacas

croquetas-espinacas

Las croquetas son uno de los platos típicos de la gastronomía española y se pueden comer tanto como entrante, como para acompañar algún plato principal. Lo mejor de las croquetas es que se pueden preparar con gran cantidad de ingredientes, obteniendo así un sabor único y muy original. Las croquetas de pollo y de jamón son las más tradicionales, sin embargo también se pueden hacer con otros alimentos como las espinacas, las alcachofas, el queso, etcétera.

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gramos de espinacas frescas,
  • una cebolla,
  • 100 gramos de mantequilla,
  • 100 gramos de harina,
  • un litro de leche,
  • dos huevos,
  • pan rallado,
  • pimienta molida,
  • aceite de oliva,
  • 100 gramos de jamón.

Preparación

La primera etapa para comenzar a hacer croquetas de espinacas consiste en limpiar y cocer las espinacas. Se vierte agua con sal en una cacerola y cuando empieza a hervir, se añaden las hojas verdes. Tras 10 minutos de cocción, se retiran del fuego y se escurren.

Cuando las espinacas están completamente escurridas, se ponen en una plancha de madera y se pican muy finas, y luego se reservan. Después se pica la cebolla también muy fina, y se reserva. Si se ha escogido añadir jamón, es el momento de cortarlo en pequeños tacos, para que se integren perfectamente con el resto de ingredientes.

Ahora se coloca la mantequilla en una sartén y un poco de aceite, cuando está caliente se añade la cebolla y se deja rehogar, cuando comienza a dorarse, se añade el jamón picado, y las espinacas. Se salpimienta y se rehoga durante 5 minutos.

Cuando los ingredientes están mezclados llega el momento de darle consistencia a la masa de las croquetas de espinacas. Para ello hay que añadir harina y mezclarlo todo con la ayuda de una varilla. Se deja cocer durante 3 minutos sin dejar de remover todos los ingredientes. Con esta etapa, se da consistencia y homogeneidad a la masa de las croquetas.

Después hay que incorporar la leche poco a poco en la sartén, sin dejar de mezclar. La etapa siguiente consiste en extender la masa sobre una placa que luego se pueda meter en la nevera. Se debe cubrir con un papel film transparente y dejarla durante 3 horas para que se enfríe bien y poder continuar con la receta.

Al cabo de 3 horas, se retira el film y se comienzan a hacer bolitas con la masa al tamaño deseado.

La última etapa de la receta consiste en freír las croquetas de espinacas. Primeramente se colocan en un recipiente con huevo batido, y luego se pasan por pan rallado. En una sartén con aceite caliente, se van colocando las croquetas y se le van dando la vuelta hasta que se doren por todos los lados.

Cuando están doradas por todas partes, se retira el aceite, colocándolas en un plato con un papel absorbente para que eliminen el exceso de grasa.


Escribe un comentario