Razones para no hacer una dieta estricta

01

Las mujeres en general siempre quieren lucir un cuerpo delgado ya que nuestra sociedad actual lo considera el cuerpo ideal, para lo cual a menudo suelen torturarse literalmente para conseguirlo, pero en la mayoría de los casos dejan de lado la salud.

Según los estudios recientes una dieta estricta más allá de sus resultados, puede afectar gravemente a la salud, ya que conlleva a consecuencias adversas por desequilibrar la funciones orgánicas y afectar la psiquis a la vez, llegando a casos depresivos irreversibles, por ello les brindamos algunas razones para no hacer una dieta estricta, a saber:

1. Mala nutrición

Algunas dietas animan a la gente a hacer cosas extremas, tales como evitar grupos de alimentos que en realidad son muy esenciales para el organismo, tales como carbohidratos, grasas o proteínas, ya que la falta de cualquiera de ellos incurre en deficiencias nutricionales o mal nutrición, lo cual resulta en el origen de distintas enfermedades.

2. La reducción de peso no es sostenible

Forzarse a reducir los alimentos, puede bajar de peso rápido, pero puede hacer que usted pase hambre y cuando esto sucede, el cuerpo de forma natural reequilibrarse y no pasará mucho tiempo para que lo consiga, produciendo el efecto contrario y por lo tanto aumentará mucho más de peso.

Por ello lo recomendable es cambiar la mentalidad y buscar una alimentación sana como un mejor estilo de vida y no una dieta milagro que solo traerá consecuencias negativas para la salud.

3. Tendencia hacia los extremos

Cuando uno pierde mucho peso de forma rápida, lo lleva a una tendencia extremista, en la cual un día sentirá que su alimentación es la ideal y al otro que es la peor del mundo, esta condición es conocida como “efecto yo-yo”.

Sería mejor si se aplica la filosofía de la moderación con el disfrute de la comida, lo cual establecerá patrones de alimentación saludable.

Imagen: flickr


Escribe un comentario