Razones para comer plátano

platano

Curiosamente, el plátano es una fruta baja en calorías. Un plátano no es más calórico que una manzana. Una vez pelado, el plátano rara vez pesa más de 100 g, es decir 95 kcal. Mientras que una hermosa manzana puede pesar 200g, es decir 105 kcal.

Cuando están maduros, los plátanos proporcionan hidratos de carbono simples (sacarosa, fructosa y glucosa) que se asimilan rápidamente para recargar los músculos durante un ejercicio prolongado. El plátano es ideal durante la fase de recuperación después del entrenamiento, puesto que ayuda a recuperar el glucógeno perdido y compensar las pérdidas de potasio por la sudoración.

Fácil de transportar y de comer al aire libre, el plátano sacia el hambre de las 11 am, especialmente en aquellos que tienen dificultades para desayunar correctamente. También se puede tomar con un lácteo o un puñado de almendras. Acompañado de una fuente de proteína, prolonga su efecto saciante.

De hecho, contiene fibras específicas que sirven como “fertilizante” para los buenos microorganismos del intestino: bifidobacterias y lactobacillus. Al mejorar el equilibrio de la flora intestinal, estos prebióticos ayudan a un tránsito regular y refuerzan el sistema inmunológico. También refuerzan la absorción de ciertos minerales como el calcio.


Escribe un comentario