Razones para comer espinacas

 Espinacas

Veamos algunos consejos para convenceros de la necesidad de comer espinacas cuando la temporada lo permite. Se trata en efecto de un alimento rico y beneficioso para la salud.

Durante mucho tiempo se creyó que las espinacas eran ricas en hierro y debían consumirse esencialmente por ese nutriente. Este error fue hecho por el doctor E. Von Wolf en 1870, colocando en un lugar erróneo la coma decimal de sus resultados.

Hasta 1937 los químicos alemanes no volvieron a realizar el estudio y demostraron que sólo un 5% del hierro contenido en las espinacas era absorbido por el organismo.

Por otro lado, las espinacas contienen ácido fólico, manganeso y vitaminas A, K, B2, B6, B9 y B12. Las espinacas también son ricas en calcio, en potasio, en sodio, en magnesio, en cobre, en iodo, y en fósforo.

Además, el consumo de espinacas aporta los pigmentos carotenoides esenciales para la visión (luteína, betacaroteno y zeaxantina). Las espinacas están desaconsejadas en las personas que sufren de gota o de artritis, y se recomiendan en caso de anemia.

Para una ensalada a base de espinacas, necesitaréis para la vinagreta, dos cucharadas soperas de vinagre balsámico, seis cucharadas de aceite de oliva, media cucharada de café de mostaza, sal y pimienta. Basta con mezclar todos los ingredientes en un recipiente. Se deja reposar algunos minutos y sólo se vierten sobre las espinacas en el momento de servirlas.

 Más información – Los 16 beneficios de las espinacas


Escribe un comentario