¿Cómo quitar el gusto amargo del pepino?

pepino

Uno de los mejores métodos para quitar el gusto amargo del pepino es el que ahora vamos a presentar. Se debe pelar el pepino con un cuchillo bien afilado y cortar la piel hasta el final del tallo. Conviene detenerse cuando estamos aproximadamente a 3 centímetros del tallo. Para pelar esta verdura, hay que hacerlo hasta el final del pepino, puesto que es la parte donde el sabor amargo es más intenso.

Una vez que se ha pelado el pepino hasta las partes donde el gusto amargo está concentrado, se enjuaga correctamente el cuchillo con agua fría para retirar todos los restos del amargor.

Una vez pelado el pepino en varias secciones para retirar el sabor amargo, conviene cortarlo en dos. Después, recomendamos retirar todos los granos, porque los pepinos cuando tienen cierta edad, suelen presentar semillas que pueden afectar al gusto, ofreciendo un sabor más amargo o incluso agrio. Una vez que se ha vaciado y pelado la planta, se debe cortar en cubos o en rodajas en función de los gustos.

Además de pelar el pepino por capas insistiendo en el tallo, una de las mejores formas de eliminar el gusto amargo es metiéndolo en agua. Una vez pelado, se aconseja meterlo en agua dulce durante 2 horas para que el azúcar absorba y camufle ese sabor desagradable.

Con esta técnica, el pepino toma un sabor delicioso y jugoso. Después se puede cortar como se desee y condimentar a conveniencia, por ejemplo utilizando especias como orégano y menta.

Además de meter el pepino en agua dulce, también es muy eficaz dejarlo en agua muy fría, o con algunos cubitos de hielo durante aproximadamente 5 minutos. Otra opción para retirar el gusto amargo es meterlo en leche con azúcar durante algunos minutos, tras haberlo pelado, el resultado es sorprendente.


Escribe un comentario