Quesos franceses y sus usos (parte 2)

Quesos y carnes frías

Una delicia gastronómica incomparable y proveniente de Francia, es la de los quesos. Con su delicioso sabor y diferentes usos, estos quesos son muy recomendables -aunque en cantidades pequeñas para no estropear la dieta-.

Dichos quesos se encuentran divididos de acuerdo a su corteza, textura y añejamiento (además de la presencia o ausencia de mohos), y son algunos de los más apreciados en todo el mundo.

Aquí, otros seis tipos de quesos franceses, sus características y usos más comunes:

1) Camembert.- Producido con 45% de leche de vaca, este queso es de textura untuosa y flexible, aroma afrutado e intenso sabor a hongos silvestres. Ideal para disfrutarse sólo, o acompañado de un poco de pan.

2) Emmental de savoie.- Elaborado con 48% de leche de vaca; presenta un color marfil, una textura dura y seca y un sabor afrutado. Recomendable para fondues, en tablas de quesos y complementado con pan y mermelada de higos.

3) Brie de meaux.- Preparado con 45% de leche de vaca, tiene un aroma a setas y un sabor intenso. Se puede comer solo, en tablas de quesos o con uvas y frutos rojos.

4) Saint Paulin.- Elaborado con 40% de leche de vaca. De sabor intenso, ligeramente ahumado y dulce, y de consistencia suave y tierna; es una buena opción para derretir o también en tablas de quesos.

5) Roquefort– Producido con 52% de leche de oveja, es flexible y uno de los quesos más antiguos. Presenta un ligero sabor a nueces y avellanas y se puede utilizar de varias formas: en crepas, ensaladas, salsas, soufflés, en hojaldrados o con pan.

6) De chevre.- Preparado con leche de cabra; tiene una corteza natural, la cual puede adicionarse con ceniza. Delicioso en pan, ensaladas y con mermeladas y compotas frutales.

Fuente: Reforma, Secc. Buena Mesa

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario