Queso y equilibrio alimenticio

 Variedad de quesos

El aumento del aporte calórico y la disminución de la actividad física son las dos razones principales del sobrepeso de la obesidad, concretamente provocado por el cambio de hábitos de vida: simplificación de las comidas, más productos precocinados (platos preparados ricos en grasas, bebidas azucaradas), sedentarismo (TV, coche…). Veamos las razones para comer queso.

Pero los consumidores de queso escapan a esta descripción. En efecto, los estudios sobre comportamientos alimenticios los describen como consumidores tradicionales: tres comidas al día en horario regular, con menos picoteo entre comidas, y menor consumo de productos grasos y azucarados, tanto en los adultos como en los niños.

El consumo de queso podría estar considerado como uno de los marcadores de una alimentación equilibrada. Además, contrariamente a las bebidas azucaradas o a ciertas reposterías que aportan un gran número de “calorías vacías”, es decir, sin ningún micronutriente en contrapartida), el queso es un alimento rico en calcio, proteínas, minerales y oligoelementos.

A razón de tres porciones al día, no es cuestión de culpabilizarse por comer este lácteo sano y sabroso, sino más bien de disfrutarlo y beneficiarse de todos sus nutrientes que son tan buenos para la salud general del organismo.

Más información – Razones para comer queso


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario